Saltar al contenido
Mi búsqueda del equilibrio

Mi búsqueda del equilibrio

Inconformista por naturaleza, mi búsqueda del equilibrio

01 Abril, 2022

Si has llegado hasta aquí, algo en tí ha despertado para decirte que es el momento de parar, cuidarte y buscar el equilibrio. A lo largo de los años y por mi propia experiencia personal, he aprendido que hay momentos en los que necesitamos parar, chequear y buscar nuevos caminos para aquello que no está funcionando o podría hacerlo mejor. Por eso, me gustaría compartir contigo mi viaje, como empezó todo y que me ha traído a querer ayudarte.

yo-bosque-blog-1

Mi historia

Todo empezó en la adolescencia cuando me diagnosticaron SOP como algo problemático y crónico. Me dijeron que tendría muchas dificultades para ser madre, pero que siempre podría hormonarme y “solucionarlo” cuando llegase el momento. Me recomendaron como única alternativa tomar las pastillas anticonceptivas. Sin más conocimiento que ese, he pasado años luchando con acné hormonal, síndrome premenstrual, y otra serie de síntomas que en ese momento parecían no tener más solución que la medicación y resignación.

Además, esto se sumó a un problema con la alimentación, restricción, estrés… lo que me llevó a periodos de amenorrea (pérdida de la menstruación), agravando más el problema. Empezó por una simple restricción y acabó siendo el motor de mi vida. ¡Marcaba con quien me relacionaba, cómo, mi trabajo, mis relaciones, ¡incluso mi relación conmigo misma! He pasado años luchando contra mi cuerpo, restringiendo y sintiendo una sensación de culpabilidad que no me dejaba vivir.

Sumado al desequilibrio hormonal con el que venía, el estrés y los problemas con la alimentación, perdí mi menstruación. En ese momento, llena de dudas y desconocimiento, entendí que era algo “normal” y no le di la menos importancia. Ahora, entiendo, como buen signo vital que es, mi menstruación estaba gritando y mandando una señal de alarma.

Tras mucho tiempo y confusión, tomé las riendas y busqué AYUDA. Me acompañé de grandes especialistas integrativos que me han visto como un todo y me han ayudado a sanarme desde dentro teniendo en cuenta todos los factores que afectaban a mis problemas (psicológicos, emocionales, digestivos, hormonales, estilo de vida…..).

Con la ayuda de un equipo adecuado e información, investigación y muchas horas de formación, fui entendiendo como funcionaba nuestro cuerpo y las conexiones que ocurrían entre los diferentes sistemas, siendo estos completamente inseparables. De ahí la palabra INTEGRATIVA, como un todo, y no como “problemas” aislados que tenemos que ir tapando con parches.

Además, he aprendido como todo lo que forma parte de nuestra vida tiene que estar en EQUILIBRIO para la búsqueda del verdadero bienestar (nutrición, emociones, descanso, relaciones, naturaleza, exposición solar, estrés, ejercicio físico…).

En este viaje de recuperación he aprendido 2 lecciones clave:

Somos un TODO, por lo que tenemos que abordar cada cosa que nos ocurre con una visión integrativa, teniendo en cuenta todas las piezas del puzzle.

El AUTOCONOCIMIENTO es poder. Especialmente en las mujeres, el conocimiento del ciclo menstrual, el por qué de nuestros síntomas, etc… nos da herramientas para poder sanar desde el origen y la autocompasión.

Por todo esto, quiero recordarte que no estás sola y que no debes conformarte si no estás bien. No te prometo que el viaje sea fácil (el mío te aseguro que no lo fue) pero si que merecerá la pena al 100%.

Te abrazo.

Lola

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.